Violencia en las relaciones de pareja: ¿Cómo darse cuenta y qué hacer?

Por: Any Alhuay Orosco

.  aalhuay@psicopotenciar.org.pe

 

Las relaciones conflictivas e insanas pueden empezar pronto, es decir, en el noviazgo. Las personas, en ocasiones, suelen pensar que algunos comportamientos violentos son hábitos normales en una relación. Sin embargo, estos comportamientos pueden llegar a ser abusivos y convertirse en formas más serias de violencia (Menéndez, 2018). La violencia de pareja hace referencia a la violencia física, sexual y psicológica entre dos personas relacionadas de manera íntima, al margen de su estado civil y orientación sexual (Arias & Ikeda, 2008) y puede aparecer en toda clase de parejas, ya sea heterosexuales y homosexuales, en distintos momentos de la relación (inicio, consolidación y ruptura) y en edades más tempranas. Esta violencia, siempre sutil, empieza y se desarrolla de forma gradual, a veces es tan lenta que no se es consciente de ella en muchos años.

Factores que aumentan el riesgo de la violencia en la pareja

García (2018), indica que hay algunos factores que pueden situar a las parejas en una situación de riesgo de violencia, estos factores son:

Un deseo excesivo de controlar siempre al otro: dónde vas, con quién, controlar tus redes sociales, etc.

Violencia en el contexto familiar. Haber sufrido maltrato de niños, o haber observado maltrato en sus figuras de referencia (padres).

Tradicionalismo en roles de género: el hombre es el que manda en la casa, la mujer tiene que ser la cuidadora, si una mujer trabaja desatiende su casa, etc.

Visión excesivamente romántica de las relaciones amorosas: creer que el amor lo puede todo, “yo puedo hacer que cambie”, “si lo dejo estando mal es que no le quiero”, etc.

 

Valderrama (2018), menciona varias conductas a tener en cuenta que pueden pronosticar la violencia en relaciones de parejas, las cuales son:

            Control y aislamiento: Exige explicaciones por todo, celos excesivos, hace prohibiciones, crítica a las personas con las que te relacionas, exige que le dediques más tiempo, etc.

Agresividad: Sobre todo verbal en jóvenes, tienden a enojarse con frecuencia y por cosas sin importancia, insultar, y hasta llegar a los golpes.  

Desprecio y humillación: Deja de hablar o desaparece sin dar explicaciones, se burla, utiliza lo que sabe de tu vida para hacerte reproches, se muestra seductor(a) con otras personas solo para hacerte daño.

Manipulación: Miente, te pone trampas para ver si le eres sincero(a), te amenaza con su malestar, te manipula para hacerte ver que si está mal es por culpa tuya.

Negación de los errores: No se disculpa al principio, pero si ve que la relación corre peligro si lo hace, aunque su arrepentimiento no sea de verdad, se niega a discutir de las cosas que para ti son importantes, te culpabiliza “haces que me moleste”.

 

Simón y Cuerda (2018) brindan algunos consejos para poder salir de una relación violenta, estos son:

  • El primer paso para salir de una relación así, es darte cuenta que estás involucrado(a) en una relación violenta.
  • Busca ayuda profesional, porque necesitas herramientas que tus amigos y familia pueden no ser los indicados para brindarte en esta situación.
  • Rodéate de personas buenas que te aporten algo nuevo, que te crean, aconsejen, apoyen y aprecien. Pueden ser compañeras o compañeros de clase o de trabajo, amigas o amigos de otras personas o ciudades, colegas de confianza, etc.
  • Invierte todas las energías en ti mismo(a). Has pasado mucho tiempo pendiente de otra persona, es hora de moverte, de encontrar tu propio horizonte y recuperar nuevas ilusiones, conocerte, quererte, cuidarte y salvarte por ti misma.
  • No sientas que tienes la culpa, o que tú has provocado el maltrato. Tú eres aquí la persona perjudicada y no puedes ser culpable de eso.
  • Deja de creer que él o ella va a cambiar y que todo volverá a ser como antes de la violencia.
  • No aceptes perdones repetitivos e incumplidos, son chantajes, amenazas y actitudes que te provocan culpabilidad y compasión para que accedas a sus demandas.
  • Brinda instrucción muy firme a las personas a tu alrededor para que nadie intente darle datos sobre ti. A veces hay personas que con “buenas intenciones” y porque quieren que nos arreglemos, le explican cosas que tú no has querido explicarle.
  • Participa en actividades que te gusten o te gustaron: aficiones, actividades o entretenimientos que te hacen sentirte bien.
  • Cambia algunas costumbres o rutinas, así no tendrás necesidad de repetir lo que hacías con él o ella ni sentirás el vacío de lo que has dejado.

 

Verás cómo dando estos pasos te sientes mucho mejor, nadie de este mundo tiene derecho a aprovecharse o a abusar de ti como persona. Si confundes el amor con el abuso, el interés por ti con los celos, tu deseo sexual con sus exigencias, te puedes ver involucrado en una relación violenta, difícil de prevenir, diagnosticar y tratar, pero de la que hay que salir, porque puede ser muy perjudicial para tu salud y una amenaza para tu vida (Guzmán, 2018).

En conclusión, todas las personas tienen el derecho de mantener relaciones sanas que aseguren su bienestar ya sea físico o emocional. La violencia en pareja puede tener efectos negativos físicos y psicológicos a largo plazo. Por ello, es necesario proporcionar a las personas estrategias de comunicación y de resolución de conflictos, apoyo y recursos suficientes para evitar o acabar con las relaciones violentas, que va ser fundamental para asegurar su bienestar.

 

Referencias:

    • Arias, I., e Ikeda, R. (2008). Etiología y vigilancia de la violencia de pareja: Prevención de violencia. Investigación y estrategias de intervención basadas en la evidencia. Manual Moderno.

    • García, A. (20 de febrero de 2018). Violencia en parejas jóvenes: aspectos básicos. Psicología-Online. https://www.psicologia-online.com/violencia-en-parejas-jovenes-aspectos-basicos-2701.html

    • Guzmán, P. (s/f). Cómo terminar con una pareja violenta. Pousta. https://pousta.com/como-terminar-relacion-violenta/

    • Menéndez, M. (13 de agosto de 2018). Cómo prevenir la violencia en el noviazgo. Psicología-Online. https://www.psicologia-online.com/como-prevenir-la-violencia-en-el-noviazgo-4040.html

    • Simón, E., & Cuerda, M. (2018). Guía para evitar amores que matan o cómo prevenir los riesgos de violencia en pareja. https://www.cnjc.cat/documents/guia-sobre-prevencio-violencia-cj-alacant.pdf

    • Valderrama, N. (2018). Cómo prevenir el maltrato psicológico en la pareja: construye una mejor relación cada día. Zankyou. https://www.zankyou.com.co/p/como-prevenir-el-maltrato-psicologico-en-la-pareja-construye-una-mejor-relacion-cada-dia